domingo, 24 de noviembre de 2013

Los expertos en economía

El Banco Central de Bolivia ha estado haciendo todo tipo de trucos para sacar dinero circulante de las calles y evitar la inflación. Sale a comprar divisas, emite bonos y los vende en Wall Street y aprueba cualquier compra del Ejecutivo con tal de que no genere incremento de precios de los productos básicos. De todas formas la inflación se disparó en los últimos meses y obviamente todo fue producto de una caída de la producción, sobre todo de alimentos, debido a los desastres naturales por el cambio climático y también por el cambio de mentalidad del campesino, que prefiere sembrar coca o dedicarse a procesarla que estar cultivando tomates y cebollas. Ni que fueran brutos. Pero como el Gobierno tiene respuesta para todo, la ministra de Planificación, Viviana Caro, dijo que la inflación es positiva para el país porque estimula la producción. Después de tanto esfuerzo del Banco Central, el Gobierno lanzará poco menos que una avalancha de plata al mercado con el doble aguinaldo. Según el vicepresidente, que se defiende de los “seudo economistas y de los torpes que manejaron antes la economía”, lanzar tanto dinero al mercado no causa inflación, porque según afirma, hay producción de sobra. Además, si la ministra Caro tuviera razón no habría nada por qué temer. Un poco de coherencia no vendría nada mal.