viernes, 10 de enero de 2014

Cuentos que causan indigestión

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) ha pedido que el Instituto Nacional de Estadística (INE) le hable en términos más claros a la población cuando se refiera a la inflación y en su caso, la Fundación Jubileo, al igual que otras organizaciones y expertos en economía le han pedido que haga cálculos más realistas, porque a juicio de los especialistas, al INE se le anda pasando la mano con el “dibujo libre”. Todo se origina en el índice de inflación reportado para diciembre del 2013 que según la versión oficial es del 0,08 por ciento, algo inusual para un mes en el que millones de bolivianos duplican sus ingresos y aumenta la demanda de todos los productos. Ese número tan bajo le permitió al Gobierno encontrar una cifra razonable para la inflación acumulada durante el año, que no sobrepasó del 6,5 por ciento. Contradiciendo al IBCE, era mejor nomás evitar las explicaciones y que todo quede en la duda porque las razones que da el director del INE son de lo más insólitas. Luis Pereira afirma que diciembre no es un mes inflacionario porque la gente “no consume locotos, cebollas ni papa, sino que dirige su aguinaldo y gastos a vestimenta y equipamiento del hogar”. Que vaya con ese cuento a todos los que terminan indigestados para las fiestas de fin de año.