martes, 28 de enero de 2014

La Haya: el punto medio

La Corte Internacional de Justicia de La Haya ha vuelto a demostrar que cuando emite sus fallos el factor político es fundamental y siempre trata de dejar contentas a ambas partes y por supuesto, con un sabor agrio a los dos litigantes. En el caso de la reciente sentencia por el diferendo limítrofe entre Perú y Chile, la solución “salomónica” del máximo tribunal de la ONU se podría resumir en la vieja frase popular “Ni pa’ mí, ni pa’ vos”, pues Perú ha ganado, pero no como quería y Chile ha perdido, pero no como esperaba. La Corte ha trazado una nueva línea divisoria en las aguas internacionales que limita la zona de exclusividad económica de Chile, pero que tampoco acoge el pedido peruano, que exigía abarcar una mayor porción de dominio sobre el océano Pacífico. En Bolivia las expectativas crecen en relación al planteo que se hizo ante la misma instancia y existe todo un análisis de las repercusiones  que tendrá esta respuesta sobre nuestra petición. Con la decisión “ni a favor ni en contra” adoptada ayer, el escenario boliviano podría cambiar, pero sobre todo el chileno. ¿Qué va a pasar si el Tribunal de La Haya le da la razón a Chile, pero también lo hace a favor de Bolivia? Sería la primera vez que estamos en las puertas de conseguir algo. ¿Lo aceptaremos?