viernes, 10 de enero de 2014

Tuto Quiroga en campaña

El expresidente Tuto Quiroga ha reaparecido en el escenario político con mucha fuerza, sobre todo después del grave error del Gobierno de victimizarlo con uno de sus atropellos judiciales, justo en época preelectoral. El ex líder de Podemos no sólo ha fortalecido su discurso contrario al oficialismo, sino que ahora pinta como un
posible candidato a las elecciones, mucho más cuando afirma que el 2014 “terminará preso o presidente de Bolivia”. La noche del miércoles Tuto fue especialmente duro contra el Gobierno, habló de la propiedad de los medios de comunicación controlados por el MAS, de la injerencia venezolana en el país, de la supuesta ineptitud de Estados Unidos para frenar al chavismo y ha vuelto a retar a Evo Morales a un debate, aunque sea de diez minutos y en el canal de televisión oficial. Pensando bien, Tuto podría ser el candidato de unidad que está
buscando la oposición, pero haciendo uso del derecho a pensar mal y dados algunos de sus antecedentes como actor político funcional, podría ser también el postulante que desbarate el esquema de los disidentes, que ya sea unidos o cada uno por su lado, parecen estar ganando terreno y poniendo muy nervioso a los masistas.