martes, 6 de mayo de 2014

Noticias "michis"

En Bolivia hay noticias que han perdido la capacidad de asombro y ocurre por ciertas políticas comunicativas que de a poco se van imponiendo en el país. El jueves, en la localidad fronteriza de Pisiga, el teniente de ejército Juan Carlos Anave, asignado a la Agencia Nacional de Hidrocarburos fue acribillado por contrabandistas de autos. Un colega militar, Fernando Benavides, comandante de la Segunda División de Ejército con asiento en Oruro, ha dicho que el asesinato del oficial tiene que ver con el narcotráfico, pues permanecen intactas las organizaciones que intercambian autos robados por droga en la frontera con Chile. La explicación por el silencio cómplice acerca de este incidente, tiene que ver con la filiación política de los denominados “chuteros”, las afinidades ideológicas de las comunidades que protegen estas actividades ilícitas y ciertos ayllus muy leales al régimen que se han vuelto cómplices de las mafias que se dedican al contrabando. Otra noticia que no ha tenido tanta repercusión ha sido la capitulación del Gobierno en Yapacaní, donde la dirigencia acusada de proteger a los narcos ha resultado ganadora en la pulseada por el cuartel de Umopar, que finalmente no será instalado en el lugar, para dicha de quienes trafican con coca y sus costosos derivados.