viernes, 22 de febrero de 2013

¿Más aeropuertos?

Por más que los orureños se esfuercen en pelear por su flamante aeropuerto y por mantener el viejo nombre, deben admitir que aquello fue inauguración y clausura, pues el tráfico de esa terminal aérea es insignificante, salvo en los días del Carnaval. Tal vez tengan que inventarse otra fiesta de similares características para que suba el movimiento. Ojalá sea así. Vámonos a España, un país que tiene al turismo entre sus principales fuentes de ingreso. Dado el auge económico de las décadas pasadas, a los políticos españoles se les ocurrió la idea de despilfarrar el dinero en aeropuertos. Construyeron pistas en todos lados y lamentablemente, en muchas de ellas ni siquiera asientan las gaviotas. En Bolivia se pretende hacer lo mismo, pues además del aeropuerto orureño, también está planificado otro similar en Potosí, en Chimoré y en lugares donde el presidente ha hecho firmes promesas. Veremos si no pasa lo mismo que en España, donde arañan una crisis económica de la que no pueden salir, en gran medida, por culpa del derroche del pasado. En ese caso, el Gobierno debería pensar dos veces antes de aprobar el nombre del aeropuerto orureño. No vaya ser que en el futuro solo sirva para asociar malos recuerdos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada