miércoles, 27 de febrero de 2013

La educación y la realidad


De acuerdo a la nueva currícula escolar, en el ciclo básico ya no habrá aplazados. Según las nuevas tendencias educativas, los chicos no deben formarse en un ambiente competitivo, donde unos les ganan a los otros, a veces en circunstancias no muy transparentes, donde los “inteligentes” se sientan adelante y los “burros” atrás, donde hay siempre una escala en la que triunfa el más fuerte, el más vivo, el más audaz. La supuesta idea es buscar ambientes colaborativos, solidarios, donde haya compasión, ayuda mutua y otros valores muy importantes sin duda alguna, pero no muy relacionados con la realidad que vivimos día a día. De aquí hasta el 2014, los niños bolivianos tendrán la mejor lección que la “perra” vida les puede dar. Es muy probable que el presidente para el próximo periodo constitucional sea alguien que ha sido el resultado de lo que abiertamente fue reconocido como una “trampa”, una “estrategia envolvente”, que se ejecutó en el marco de un plan político integral en el que ha intervenido la persecución, la compra de conciencias, las amenazas, la transgresión de las leyes y la persistente acción coercitiva sobre el adversario. Si triunfara este paradigma educativo, habría que cambiar de programa escolar o directamente cerrar las escuelas.