viernes, 19 de julio de 2013

Mentalidad de talibanes

La mentalidad de los talibanes está comenzando a cansar al mundo más civilizado. Los fanáticos religiosos exigen que se respeten sus creencias, pero ellos son capaces de cortarles la cabeza a quienes demandan el mismo trato. Hace unos años ciertos talibanes intentaron en Inglaterra imponer sus leyes que incluyen la mutilación genital femenina y la obligación de las mujeres de cubrirse totalmente el rostro. Los ingleses no aceptaron y luego los suizos aprobaron mediante referéndum la prohibición de que se construyan altas torres en los templos de la religión que suele ser intolerante con otros credos. Noruega, otra nación altamente civilizada, acaba de ponerle límites a la financiación de la construcción de mezquitas y dicen que no las permitirán mientras no haya reciprocidad, es decir, mientras aquellos países muy rígidos en materia religiosa, impidan que se edifiquen iglesias cristianas, budistas o de cualquier otra denominación. En Bolivia la mentalidad “talibana” también está creando problemas. Hacemos escándalo cuando otros practican espionaje o cuando se meten en los aviones ajenos, pero hallamos correcto hacer lo mismo con otros.