martes, 20 de agosto de 2013

Nuevas doctrinas jurídicas

El caso de los misiles chinos es bastante complicado. Para el Gobierno es una gran oportunidad de mostrarse al mundo como un rabioso antiimperialista y justiciero que mete a la cárcel sin miramientos a un puñado de “traidores a la patria”. Al régimen popular, indigenista y socialista le vendría bien meter presos a unos cuantos militares, así se despejan las sospechas de que este gobierno se parece cada vez más a una dictadura con las botas puestas y todo. En principio la idea era enjuiciar también al expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, pero muy pronto se dieron cuenta de que meterse con los exmandatarios es muy delicado, atrae mucha prensa y las injusticias que se puedan cometer quedan demasiado expuestas. Además hay que prever las cosas para cuando le toque al “Jefazo” y por eso es que ahora todos los expresidentes son aliados y en el caso de Rodríguez Veltzé, pasó a ser funcionario del Estado Plurinacional pese a que hay denuncias de que él fue quien dio la orden de entregar y destruir los misiles que hoy tienen en jaque a varios militares, especialmente a uno de ellos, justo el que se ha declarado opositor. Las autoridades no tienen problemas en librar del caso a Rodríguez Veltzé. Para eso sirve lo que ya es la doctrina del “Yo no fui” y la tesis de la “ruptura de la cadena mando”.