jueves, 1 de agosto de 2013

Los nuevos fantasmas

Hay quejas por los resultados del Censo en Santa Cruz. Según los datos preliminares difundidos hace seis meses, los cruceños éramos 121 mil más que ahora. El departamento se ha encogido lo suficiente como para volver a ocupar el segundo lugar detrás de La Paz, con muy escaso margen de población, pero lo suficiente como para que el andinocentrismo siga teniendo incuestionablemente la batuta política. La situación es mucho más complicada si tomamos en cuenta que las proyecciones del INE eran de tres millones para el año 2012 y resulta que le han errado por algo más de 344 mil individuos, que seguramente deberían pasar a la categoría de fantasmas o de cruceños imaginarios. Menos mal que el INE tiene fama de bueno a la hora de estimar la inflación, pero con estos cálculos es mejor nomás meter las manos en los bolsillos. Lo ocurrido con el Censo es como para que se nos pongan los pelos de punta pensando en la manera que son capaces de manejar los números los amigos del Gobierno, ahora que se avecinan las elecciones del 2014 y los pronósticos no son nada buenos. En fin, todo esto tiene una ventaja. Ahora querido lector, cuando el Gobierno intente cobrarle algún impuesto, puede argumentar que usted no existe, que es una falla del INE o que se traspapeló en las boletas censales. Pruebe a ver cómo le va y nos cuenta.