martes, 3 de septiembre de 2013

Ecologistas de un día

Unos cuántos pedaleos en bicicleta y algunos tratan de recuperar el discurso ecologista que ha sido enterrado por los hechos. El domingo se celebró el Día del Peatón, una iniciativa que busca revalorizar el ejercicio físico, la vida al aire libre y la necesidad de frenar la contaminación. Pese a que la idea es excelente, digna de repetirse y de ampliarse, no hay que olvidar que nuestros parques nacionales siguen en oferta para que ingresen los cocaleros, los petroleros y todos, menos los defensores del bosque. Se acaba de comprobar que una de las reservas más importantes del país, Kaa Yya, ubicada al sur del territorio ha sufrido el ataque de los deforestadores, que a nombre de una empresa comunitaria, han provocado serios daños en ese ecosistema de 3,5 millones de hectáreas. Hay quejas por el cambio climático que, según el Gobierno, provoca serios inconvenientes a los productores de coca, porque no pueden hacer secar sus cosechas, pero esas mismas autoridades no observan el grave daño que están provocando los productores de la “hoja sagrada” que en su afán de incrementar sus ganancias, exageran con los agroquímicos para obligar a la Pachamama a rendir el doble y hasta el triple.