lunes, 30 de septiembre de 2013

Las telefónicas y la inseguridad

Lo que venimos a enterarnos los bolivianos. Ahora resulta que los responsables de la inseguridad en el país son dos telefónicas privadas que supuestamente no cooperan en la investigación de los secuestros y de otros crímenes graves. El Gobierno ha sido drástico en amenazar con nacionalizar estas empresas si es que no cambian de actitud e imitan lo que hace la empresa de telecomunicaciones que maneja el Estado. Antes de que se adopte semejante determinación tan drástica, habría que ver si lo que se dice es tan cierto. La telefónica nacionalizada debería demostrar su eficiencia y por ejemplo, ayudar a atrapar a todos los integrantes de los cárteles internacionales de la droga y a sus ilustres cómplices; a los auteros peligrosos que siguen metiendo autos robados en Chile y que los cambian por droga; a los narcos que llevan cocaína a las fronteras con Argentina y Brasil; a los contrabandistas, a los que toman tierras en el oriente boliviano y a los que invaden minas en el occidente. Pero hay más, que ayuden a atrapar a los policías extorsionadores y a los funcionarios de los ministerios que trabajan junto con los fiscales en estas fechorías. La ciudadanía estaría gustosa de reemplazar a los servicios de seguridad actuales por una dos o tres telefónicas privadas o nacionales que hagan un trabajo eficiente.