jueves, 19 de noviembre de 2015

El que denuncia pierde

Una de las primeras mencionadas en torno al escándalo de corrupción del Fondo Indígena fue la excandidata a la gobernación de La Paz, Felipa Huanca. Las denuncias en su contra minaron sus aspiraciones de ganar y en todo caso se produjo una victoria abultada del opositor Félix Patzi. El propio presidente Morales reconoció que la corrupción fue la peor enemiga del oficialismo en las elecciones subnacionales de marzo de este año. Cuando se le pidió a Huanca que rindiera cuentas de los casi 100 mil bolivianos que recibió para un proyecto que estuvo a su cargo, mostró algunos garabatos en los que figuraban gastos en viáticos y comida en vez del detalle de lo invertido en un plan de desarrollo productivo. Uno de los que más ha aportado a la investigación de lo ocurrido en el Fondo Indígena, de donde desaparecieron más de 71 millones de bolivianos, ha sido el diputado Rafael Quispe, quien ha sido denunciado justamente por Felipa Huanca, por supuestos delitos de violencia política contra las mujeres, discriminación y acoso político. Mientras que la excandidata no ha sido ni siquiera citada a declarar, la Fiscalía ya tiene lista la imputación contra el parlamentario Quispe.