martes, 8 de octubre de 2013

Ganar elecciones en Bolivia

El presidente Morales se ha propuesto como meta ganar las elecciones del 2014 con un 74 por ciento y para ello ha instruido a los alcaldes y gobernadores del MAS dedicar el 50 por ciento del tiempo a realizar “gestión”, es decir, a atender las necesidades de la gente y la otra mitad a trabajar en la campaña proselitista. De esta afirmación pueden desprenderse varias interpretaciones. Tomando en cuenta los antecedentes del MAS, no se sabe si lo que pide el presidente es hacer menos campaña que antes y más gestión, pues lo que todo el mundo ve es casi un 100 por ciento del esfuerzo de los funcionarios y los recursos del Estado dedicados a las tarimas, los viajes, las banderitas y toda la parafernalia politiquera. ¿O es que en el algún momento en estos últimos siete años la campaña oficialista se ha detenido? Por otro lado, también se puede entender que la buena gestión “no vende” y que mejor es hacer campaña, entregar coliseos, canchitas y aparecer en televisión todo el tiempo. ¿O sea que todo ese cuento de construir escuelas, hospitales y carreteras para ganar elecciones no funciona? Lamentablemente, 2.100 años después, los romanos siguen teniendo razón, al menos en esta parte del mundo que alguien prometió convertir en la “nueva Suiza”: “Pan y circo”, con eso es suficiente.