jueves, 3 de octubre de 2013

Las revelaciones de Filemón



El exsenador nacional y quien fuera el principal gestor del MAS, Filemón Escóbar, ha hecho interesantes revelaciones en relación a la represión de Chaparina del 25 de septiembre de 2011 y que explican por qué este caso debe quedar en la nebulosa, sin culpables, sin procesados y sin el responsable de haber dado la orden de propinar esa “reverenda” pateadura, que además de aquello tenía implicaciones nefastas, según denuncia el veterano dirigente minero. Escóbar ha dicho que todo estaba absolutamente planificado al milímetro por las más altas autoridades nacionales, policías y militares, con el traslado de buses, aviones, armamento y por supuesto, la cinta maskin, elemento que se transformó en el emblema de la barbarie cometida. Según el exparlamentario, además de todo lo que se sabe y de lo que se vio en televisión, el Gobierno tenía planeado desbaratar la marcha y trasladar a los indígenas del Tipnis en avión hasta Pando, con el objetivo de confinarlos en algún recóndito lugar para que jamás retornen a sus comunidades de origen, algo que solamente se ha visto en tiempos de Stalin o de Hitler. Eso también explica por qué el vicepresidente dijo saber quién dio la orden. Con ese dato en la mano es como para mantener de rehén a cualquiera.