miércoles, 16 de octubre de 2013

Mis muertos, los tuyos y nos nuestros

La democracia boliviana acaba de cumplir 31 años y el MAS llegará muy pronto a los ocho años, lo que equivale a casi un tercio de ese tiempo en el que han gobernado más de media docena de mandatarios. Pese a ello, el régimen ocupa gran parte de su tiempo en hablar de lo mal que lo hicieron los “gobiernos neoliberales” y que la culpa de todo lo malo que sigue ocurriendo la tienen los del pasado. El asunto sería interesante si el debate girara en torno, por ejemplo, a quién exportó más, quién generó más industrias, quién erradicó más la corrupción o en qué periodo se construyeron más escuelas, más hospitales y cuándo se combatió con mayor fuerza el narcotráfico y la drogadicción. Haciendo un balance de las últimas tres décadas el expresidente Jaime Paz Zamora destacó que su gobierno ha sido el único de todos en los que no ha producido ni un solo muerto, promesa que justamente fue la que hizo el actual jefe de Estado, Evo Morales, quien no ha querido quedarse atrás. El pasado lunes, el líder cocalero afirmó que su colega mirista no puede lavarse las manos tan fácilmente, pues los 67 fallecidos la Guerra del Gas también le corresponden a él, por haber sido aliado político de Gonzalo Sánchez de Lozada.