viernes, 11 de octubre de 2013

Más gas por un doctorado

Hay un país todavía más negligente que Bolivia a la hora de promover las inversiones en exploración de hidrocarburos. Se trata de Argentina, donde viven una crisis energética que, afortunadamente para ellos, ha sido paliada por el incremento de la producción de gas en nuestro país, no por el descubrimiento de nuevos campos, sino porque literalmente estamos “exprimiendo” los viejos pozos perforados durante la vilipendiada época de la Capitalización. Hace poco justamente y gracias a una inversión que hizo Repsol, el campo Margarita aumentó su producción de 11 millones a 15 millones de metros cúbicos y el presidente Morales prometió que ese excedente sería destinado al mercado interno, el último en la lista de prioridades del proceso de cambio. En Argentina ya olieron ese riesgo y la primera en reaccionar ha sido la Universidad Nacional de Lanús, donde han anunciado la entrega de un nuevo título honoris causa al mandatario boliviano. Como se sabe, las casas de estudio argentinas le han concedido casi una docena de distinciones a nuestro presidente y de esa manera han conseguido aumentar de tres millones a 16 millones la provisión de gas para su país. Es la energía del ego lo que importa.