viernes, 25 de abril de 2014

Radio cocina ministerial


La política boliviana ha sido siempre carente de escrúpulos, como en cualquier parte del mundo. El que se escandaliza es porque no lee los periódicos o no mira los noticieros. Pero siempre ha tenido algo de bueno nuestra política criolla y es que siempre ha dejado a un lado la vida privada de las personas y los dirigentes. Y cuando se ha producido un desliz, como el que ocurrió con la supuesta paternidad de la hija de una ministra, la opinión pública reaccionó con notoria aprensión y en todo caso el que salió mal parado fue el autor del rumor. Lamentablemente el gobierno actual -tan revolucionario él-, parece estar cambiando las cosas y lo estamos viendo en el conflicto con los suboficiales de las Fuerzas Armadas, que salen todos los días a marchar exigiendo la “descolonización” de la institución castrense. El ministro de Defensa Rubén Saavedra convocó el miércoles a una conferencia de prensa para hacer gala de su capacidad de hacer “radio cocina” y se las dio de chimentero sobre los líos de faldas de cierto uniformado y los enredos de otra dama con numerosos caballeros. Tal vez el proceso de cambio quiera cambiar también las reglas del decoro y la decencia en este país o es nomás como dicen los suboficiales, que todo es cuestión de discriminación.