martes, 8 de abril de 2014

Si no puedes con tu enemigo...

El Gobierno ha revelado que los cooperativistas mineros tienen firmados 42 contratos con empresas privadas, nacionales y extranjeras, las mismas que bajo este padrinazgo, han pasado a gozar de los mismos beneficios, entre ellos la exención impositiva. Lo que parece ser algo negativo, podría ser el cumplimiento de aquella máxima que dice: "Si no puedes con tu enemigo, únete a él". En otras palabras, puede que las compañías mineras hayan decidido aliarse con las cooperativas y de esa manera, no solo gozar de las ventajas impositivas, que es lo de menos, sino también, prevenir avasallamientos y también nacionalizaciones, pues como sabemos, este sector que ahora se mantiene en conflicto con el Gobierno ha invadido cientos de predios mineros y algunos de ellos pasaron al Estado vía decreto.  Este mismo pacto podría reproducirse, por ejemplo, entre productores agropecuarios y avasalladores, dueños de grandes ventajas políticas y legales. Una alianza les permitiría a ganaderos y agricultores "blindarse" respecto de prohibiciones para exportar y otras restricciones que el Gobierno suele aplicarle a "los enemigos". ¿Qué tal una alianza entre importadores legales y contrabandistas, entre vendedores de ropa usada e industriales de la textilería? Lo que puede hacer el proceso de cambio.