miércoles, 29 de mayo de 2013

El rollo boliviano

El papel higiénico también hace noticia en Bolivia, pero por una razón muy distinta a Venezuela, aunque nunca hay que dar nada por sentado. Ocurre que en el país de los pajaritos parlantes, los rollitos blancos andan escaseando y por estos lares, se registra un notorio incremento de la importación del producto. Según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en los últimos doce años, la importación de papel higiénico subió en un 367 por ciento en el país y el gasto subió de dos millones a los ocho millones. El 2012 ingresaron a nuestro territorio rollos de papel por un valor de 7,5 millones de dólares, lo que equivale a cuatro mil toneladas, aunque la cantidad pico se dio en el 2011 con 8,5 millones de dólares en papel sanitario. Cuando a Nicolás Maduro le preguntaron por qué escaseaba el papel higiénico en Venezuela, respondió que la gente está comiendo más, aunque no dijo qué, porque también escasean los alimentos básicos. En Bolivia no se puede decir que estemos comiendo cuatro o cinco veces más, por lo que no es posible atribuir a este único factor la  monstruosa demanda del papel higiénico, producto muy usado en las fábricas de cocaína para secar la droga. Si investigamos más, ahí podría estar la respuesta al problema.