lunes, 27 de julio de 2015

Malos borrachos

La australiana Gina Rinehart, una de las mujeres más ricas del mundo, con una fortuna de 30 mil millones de dólares les habló a sus compatriotas sobre la receta para tener éxito: “Dejen de beber y trabajen”, con lo que hizo pensar a muchos que hay una relación directa entre el alto consumo de alcohol y la pobreza. Tal vez lo dice porque Australia es uno de los 15 países con mayor número de bebedores, pero lo raro es que la tierra de los canguros es una de las grandes potencias mundiales. Recientemente se ha publicado la lista de los países donde más se empina el codo en América Latina y la sorpresa es que a la cabeza están países como Chile, Argentina, Brasil y Uruguay, entre otros, mientras que Bolivia está al fondo del ranking, supuestamente como uno de los más abstemios, cosa que podría parecerle extraña a muchos que piensan como aquella millonaria australiana. De hecho, en la poderosa Alemania un ciudadano común consume casi 11 litros de alcohol por año, el doble de Bolivia. Eso sin contar los 116 litros de cerveza anuales que van a dar a las barrigas de los alemanes. Tal vez deberíamos buscar otra excusa para explicar por qué nos va tan mal.