lunes, 7 de diciembre de 2015

En Fondo Indígena en campaña

De la misma manera que ocurrió en las elecciones  subnacionales de 29 de marzo, la corrupción en el Fondo Indígena podría convertirse otra vez en la sombra negra del oficialismo. En aquella ocasión este escándalo fue lapidario especialmente en el departamento de La Paz, donde la candidata Felipa Huanca fue directamente implicada en el caso y terminó vapuleada en las urnas. Algo parecido ocurrió en la Alcaldía de El Alto y para qué vamos a mencionar lo del Municipio paceño. Pese a que el episodio ha socavado la credibilidad del régimen, que se vio obligado a despedir a la influyente ministra Nemesia Achacollo, el Gobierno insistió durante meses con su política de encubrimiento, hecho que ha comenzado a cambiar en estos días con el arresto de importantes personajes de  la casa. Tal vez no alcance con tocar a las ramas, pues la gente sabe quiénes son realmente los responsables de los malos manejos en el Fondo Indígena, en los que también tuvo que ver el intocable Ministerio de Finanzas que, según las denuncias, autorizó el traspaso de dinero a cuentas personales de los sospechosos de malversar millones de bolivianos. Pronto veremos hasta dónde percibe el oficialismo el riesgo de una derrota en el referéndum del 21 de febrero y si en verdad no quiere que se repita lo de marzo.