martes, 13 de enero de 2015

Prohibir en Venezuela

Cuando hace unos años el fallecido líder venezolano Hugo Chávez estuvo a punto de prohibir al pueblo bañarse todos los días y exigió enérgicamente que no tarden más de tres minutos en ducharse, jamás imaginó las prohibiciones que vendrían con su sucesor y delfín político Nicolás Maduro, cuya impericia también era inimaginable. La escasez se ha agudizado en los últimos años y ahora falta de todo en Venezuela, no sólo papel higiénico, un producto que podría sobrar ahora que casi no hay alimentos en los supermercados. Hace mucho Maduro prohibió a la ciudadanía estocar arroz, azúcar o leche, sólo se vende un envase por persona a la vez y el Gobierno realiza un control estricto para que la gente no haga trampa. También está prohibido sacarle foto a las estanterías vacías de los supermercados, no se puede dormir en la puerta de los almacenes para estar primero en la fila y por último también se amenaza con la cárcel a quienes registren imágenes de las largas filas de personas que esperan horas para conseguir los víveres. Sin embargo, fotografiar la escasez se ha vuelto un entretenimiento para los jóvenes que comparten los mensajes por las redes sociales. Desde el 2 de enero, el hashtag #AnaquelesVaciosEnVenezuela lleva casi 200.000 mensajes en Twitter. A ver si no prohíben al famoso pajarito.