sábado, 31 de enero de 2015

Cocaleros en la cumbre agropecuaria

La cumbre agropecuaria “Sembrando Bolivia” que se viene preparando desde hace varios meses ha sufrido un retraso y nadie sabe por qué. Algunos creen que se debe al pedido de los cocaleros de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba –cuya producción es ilegal-, de ser incluidos en esta reunión que supuestamente marcará el inicio de una nueva era en las relaciones con los agricultores y ganaderos (legales), quienes han sido tratados como delincuentes durante la última década, a diferencia de los sectores ilegales e informales, que han sido los adulados del régimen. Los cocaleros son una pieza fundamental en el sistema y según ellos el Chapare “es una zona productora y con alto potencial de industrialización”, por lo que están preparando una propuesta sólida para el encuentro. No se sabe si los agropecuarios han manifestado objeciones a esta incorporación, pero lo cierto es que de producirse podría distorsionar por completo del objetivo de la cumbre. En los Yungas y el Chapare, producir café, bananos o cítricos es considerado muchas veces como una falta grave, una provocación al modo cómo entienden los cocaleros el “proceso de cambio”. Y su presencia en la cumbre podría tener fines intimidatorios.