domingo, 17 de abril de 2011

El 21060 ha muerto…

Habría que preguntarse quién vive ahora después de que se produzcan las exequias del famoso decreto 21060 anunciadas para el primero de mayo. ¿El socialismo del Siglo XXI? Sonaría poco creíble que el Gobierno se atreva a seguir enarbolando las banderas socialistas, después de haber defendido los precios internacionales para justificar el “gasolinazo”.

Nadie le va a creer luego de hablar de “déficit fiscal”, “exigencias irresponsables de la COB” y otros tópicos que formaban parte del léxico obligado de un tal Gonzalo Sánchez de Lozada. ¿Vivir bien? Tal vez ésta podría ser la premisa que reemplace a los preceptos ultraneoliberales que están detrás del 21060, aunque habría que hacerle algunos retoques y cambiarlo por “La buena vida”, que hace referencia a una parte del país que goza de los beneficios de la economía ilegal que tanto ha promovido “el cambio”. Ah, y ya que mencionan esta palabrita, había que archivarla, pues últimamente es usada por los marchistas, acompañada de un “apellido” nada honorable que comienzan con la letra “m”. De cualquier forma, que a nadie se le ocurra sugerir la cremación del 21060. No vaya a ser que muy pronto alguien quiera resucitarlo. Esa historia ya se dio en 1985.