martes, 19 de abril de 2011

Más coca y más cocaleros

Al presidente Morales no le ha debido caer tan mal la propuesta de sus compañeros del trópico cochabambino, aunque de boca para afuera, él dice estar preocupado por el aumento de los sembradíos de coca ilegales, cuya producción se destina al narcotráfico. Los cocaleros de la zona de San Gabriel le han pedido dos catos en vez de uno y que también se incremente el número de afiliados a las federaciones que agrupan a los cultivadores del Chapare. Seguramente el jefazo se relame por decirles que sí, especialmente cuando se trata del reclutamiento de más compañeros, sobre todo después de que sus aliados trabajadores y de otros sectores sociales le están resultando muy protestones y bloqueadores. Amalaya todos sean cocaleros en el país.

No protestan, no se quejan, no bloquean. Todos tranquilitos. Les está yendo demasiado bien y eso no deja de quitarle el sueño al presidente, quien les ha pedido respetar nomás el cato, de una extensión de 40 metros por 40. Además de que le hacen mala fama, el narcotráfico está generando demasiado circulante en el país y eso genera inflación.

Tanta plata y tan poco en qué invertir, obliga al Gobierno a hacer compras estrafalarias como un satélite y gastar en viajes. Así la inflación se va a la China.