jueves, 20 de junio de 2013

Dos periodos, un camino

Las similitudes entre la dictadura de Hugo Banzer Suárez (1971-1978) y el régimen de Evo Morales son cada vez mayores. Ambos han conducido los periodos gubernamentales más longevos de la historia nacional y han coincidido con un lapso de bonanza económica originado en los altos precios de los hidrocarburos y los minerales, principales productos de exportación. Y si ahora es la soya la que contribuye a incrementar los ingresos, en el “Banzerato” fue el auge algodonero el que aportó lo suyo. Si bien hoy se habla también de un gran apogeo del narcotráfico, fue en el periodo dictatorial en que el cobró impulso esta actividad, gracias a la tolerancia de ciertos cuadros políticos que desbordaron los niveles de corrupción. Otro elemento más: si en el Gobierno de Banzer se perseguía y se exiliaba a los grupos de izquierda, hoy se hace exactamente lo mismo con los sectores denominados “de derecha” y los “neoliberales”, aunque en esa misma bolsa hay que meter a los indígenas de tierras bajas, a los librepensantes, a ciertos grupos de cocaleros, a la Iglesia, etc. etc. Cuando se cayeron los precios de las materias primas, automáticamente se les fueron las ganas de gobernar a los dictadores y entregaron el poder a los civiles. En esa época, cuando se hablaba de Banzer como un gobernante ejemplar, nadie imaginaba la UDP que se venía. Ahora tampoco existe esa previsión.