martes, 4 de junio de 2013

Socialistas en serio

En pleno auge de la Guerra Fría circulaba un chiste sobre los infiernos comunista y capitalista. Eran exactamente iguales, pero todo el mundo elegía ir al infierno comunista, porque ahí faltaba todo, el aceite caliente, el alambre de púa, la leña para el fuego y los verdugos encargados de torturar eran unos burócratas empedernidos que se la pasaban en reuniones del partido y se olvidaban que había que sacarles la mugre a los pecadores. Argentina está demostrando que es un perfecto país socialista. En el 2011, la presidenta Cristina Fernández lanzó el plan “Escudo Norte” para frenar la invasión delictiva desde Bolivia compuesta de un coctel explosivo de narcotráfico, contrabando de armas, autos robados y mercaderías ilegales en general. El programa de seguridad incluía la instalación de radares, la movilización de tropas de élite, la dotación de equipos especiales, helicópteros y la implantación de una serie de medidas muy bien estructuradas como corresponde a un Estado Planificador. El programa de televisión de Jorge Lanata demostró el domingo que nada de eso funciona o trabaja a medias. Los radares cumplen horarios muy restringidos, los helicópteros son usados para acarrear funcionarios y los narcos siguen de plácemes.