sábado, 20 de septiembre de 2014

Eficiencia en tiempo de campaña

La Policía detuvo a 46 avasalladores en
Limoncito. Toda una hazaña electoral.
Casi todos están cansados de la campaña electoral, aunque  recién empieza y todavía quedan algunas semanas de insultos, promesas y acusaciones que hieren la sensibilidad y sobre todo, la inteligencia colectiva. Pero hay razones también para desear que la campaña se extienda y dure mucho más, ya que es la única vez que el Gobierno muestra una eficiencia extraordinaria a la hora de respetar y hacer respetar las leyes. Pese a todos los errores y torpezas cometidos en el episodio de la cárcel de El Abra, en Cochabamba, en pocas horas se detuvo a un funcionario acusado de corrupción, cosa que no ocurrió cuando se produjo un hecho mucho más grave en Palmasola. Los jubilados se han hecho escuchar y obligan al presidente Morales a sentarse a dialogar (algo insólito) y por último, se ordena el desalojo inmediato de una propiedad agropecuaria el norte de Santa Cruz que había sido avasallada días antes. En otras circunstancias los propietarios han tenido que esperar años y muchos otros siguen aguardando una respuesta. En el operativo reciente se detuvieron 46 personas, algo también poco frecuente. Los productores deben estar soñando que la campaña dure por lo menos hasta que puedan cosechar y antes de que los “tomatierras” les arrebaten sus cultivos.