jueves, 25 de septiembre de 2014

Países distintos

Muchos aplausos para el presidente Morales en la apertura de la versión 2014 de la Expocruz, donde el jefe de Estado desbordó con sus promesas, entre ellas, la ampliación de la carretera Santa Cruz-Warnes, la reactivación del proyecto de El Mutún, la mejora del aeropuerto Viru Viru y el compromiso de seguridad jurídica en el tema tierra. Luego del acto inaugural se desarrolló el coctel, donde los empresarios se quedaron conversando sobre la situación de sus sectores, especialmente de los productores del campo. El tema más recurrente, el de los avasallamientos de propiedades ganaderas y agrícolas con la complicidad de políticos y funcionarios afines al partido de Gobierno y con la protección del INRA; también hablaban de las confusas políticas productivas, pues por un lado se les exige a los agropecuarios utilizar la tierra para producir alimentos con la amenaza de la reversión y por otro lado, la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) no los deja tocar ni un solo árbol y los obliga a reforestar, de lo contrario los amenaza con pagar fuertes sanciones y, otra vez, el fantasma de la reversión. Todos se quejaban de Impuestos Internos y su actitud destructiva hacia los empresarios legales, de la competencia desleal de los contrabandistas amigos del gobierno, entre otros temas. Parecía que hablaban de un país distinto al que se refirió el presidente.