jueves, 27 de noviembre de 2014

Pactos no escritos

El presidente Morales presentó ayer al candidato a gobernador del MAS para Santa Cruz y la sorpresa fue total, incluso para el nominado, el líder de la Central Obrera Departamental (COD), Rolando Borda, quien se negó a hablar con los medios, tal vez porque había quedado algo mudo por el baldazo de agua fría. El propio mandatario nacional reconoció que el nombre de Borda surgió después de haber barajado otros nombres como el de la ministra Nemesia Achacollo y el de un empresario del norte cruceño. Durante los últimos meses y sobre todo después del triunfo obtenido por el MAS en Santa Cruz, en el oficialismo no se hablaba de otra cosa más que de elegir el candidato ideal para derrotar a Rubén Costas y arrebatarle la gobernación a la única región que no ha sido conquistada con los votos. Por eso es que llama la atención la designación de Borda, de muy bajo perfil, algo que Evo Morales reconoce cuando afirma la necesidad de “socializar su nombre”. Algunos creen que el Gobierno está muy cómodo con Rubén Costas y que hacerle competencia es simplemente un formalismo que obedece a un pacto no escrito. Otros creen que será el Caso Terrorismo II el responsable de tumbar al gobernador cruceño.