jueves, 14 de agosto de 2014

El "gobierno social"

¿Qué es un gobierno social? Nadie puede dudar que una administración con estas características es la que enfatiza en salud, educación, vivienda, servicios básicos y de hecho, en la Constitución Política del Estado estos aspectos están marcados como prioridades. Bolivia ha cobrado fama en el mundo por reconocer derechos de última generación como el “Derecho al agua”. En los papeles todo está perfecto, pero a la hora de revisar los presupuestos, Bolivia parece más un Estado en guerra, pero no preparado para atacar a la pobreza ni a los problemas de salud. En el 2001, por ejemplo, el gobierno de entonces destinaba 4.237 millones de bolivianos a Seguridad y Defensa, mientras que Salud y Educación se llevaban 1.898 millones, menos de la mitad. Esa relación se mantuvo más o menos igual hasta en el 2007 la cosa se puso peor, es decir, el presupuesto para Seguridad y Defensa llegó a ser el triple que para Salud y Educación; entre los años 2009 y 2011 se superó esa barrera y en el 2012 casi llegó a cuadruplicar el dinero gastado en fierros, versus las pizarras, pupitres y medicamentos. En el presupuesto 2014 precisamente, la relación es de cuatro a uno y si bien se ha incrementado la asignación al componente social, la diferencia es abismal con lo que se destina a los ministerios de Defensa y de Gobierno.