martes, 13 de octubre de 2015

Buen gobierno

El régimen boliviano sabe cómo debe ser un buen gobierno. En un principio el presidente Morales habló de convertir a Bolivia en Suiza, también dijo que en su mandato no habrían muertos, que todos vivirían bien, de forma pacífica, sin ladrones, mentirosos ni flojos. En el plano ambiental sería largo de enumerar todas las metas que se propuso y que reflejaban una absoluta comprensión de lo que significa un buen gobierno, muy distinto a los de la vieja república, esos "sucios neoliberales". Han pasado más de diez años y es buen tiempo para saber si hubo buen gobierno. Cada uno puede opinar y diferir. De hecho, hay quienes dicen que ha sido tan bueno que debe quedarse para siempre. Hay otros que se preguntan qué tipo de gobierno es el que todavía sigue amenazando con cercar Santa Cruz para hacer valer "su gobierno".