miércoles, 28 de octubre de 2015

Grandes ventajas empresariales

Los asesores que prepararon el viaje de la delegación boliviana a Nueva York, olvidaron mencionar algunas ventajas que ofrece Bolivia a los empresarios que deseen invertir en nuestro país. Empecemos por una muy reciente. Las autoridades políticas han sido las primeras en salir en defensa de la empresa que construyó el puente de más de un millón y medio de dólares que se cayó a menos de un año de ser inaugurado en Cochabamba. La obra se hizo sin licitación, sin mayores trámites ni fiscalización y, por lo visto, sin mayores consecuencias para los responsables. Eso es negocio redondo para cualquiera que desee venir a este paraíso, donde casi todo se hace por invitación y las decisiones la toma una sola persona, sin esos engorrosos trámites que deben cumplir en otros países. Es más, si una empresa es contratada por alguna institución como el Fondo Indígena, por ejemplo, no necesita ni siquiera hacer la obra, todo es cuestión de poner la firma en el contrato, recibir el pago correspondiente y, si te he visto no me acuerdo. Cientos de obras fantasmas pueden acreditarlo y seguramente hay muchos empresarios súper contentos por estas jugosas transacciones. Por último: si viene a Bolivia no se preocupe por plazos ni multas. Las obras se pueden ejecutar en uno, dos, tres, cuatro, cinco o más años. Mire el estadio de la ACF, el puente de Viru Viru, la planta de Río Grande, el ingenio de San Buenaventura, la planta de urea, etc. etc. Tampoco se preocupe si sirven o no: ver el aeropuerto de Oruro.