lunes, 26 de octubre de 2015

Un gramo de coherencia

En el marco del surrealismo que impera en las cifras y los conceptos que lanzan los conductores de nuestra economía, surgen algunos atisbos de coherencia como el que acaba de lanzar el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora. En medio del acoso periodístico que le exigía respuestas algo más creíbles en relación al doble aguinaldo, el funcionario dijo que el Estado no les dará ni un solo centavo a las empresas públicas para que paguen el doble aguinaldo, porque según asegura, institución que sea deficitaria será clausurada, sin importar lo que ocurra con los trabajadores, porque "ellos saben que deben generar excedentes", afirmó. La situación de las empresas recientemente creadas por el Estado Plurinacional ha sido analizada por varios expertos que han dado cifras espeluznantes sobre las pérdidas, pero el ministro asegura que solo un par de ellas que están en observación. Como se sabe, la apuesta al estatismo fue uno de los pilares del "proceso de cambio" y justamente este año el gobierno diseñó un presupuesto a imagen y semejanza de ese modelo con casi un 50 por ciento de los gastos dirigidos hacia los 25 emprendimientos estatales, desde YPFB, pasando por las mineras estatizadas, las Cartonbol, las Papelbol, etc, etc. La incidencia del doble aguinaldo en el presupuesto de estas empresas es ínfimo y sería bueno que esa "observación" se haga con lupa y mucha objetividad. El ahorro será grande.