miércoles, 7 de diciembre de 2011

Bélgica o Somalia

El reino de Bélgica ha batido un récord mundial. El país europeo se ha pasado los últimos 18 meses sin Gobierno, luego de que las principales autoridades renunciaran a raíz de un conflicto regional que puso a los belgas al borde de la secesión. Como no se ha alcanzado un acuerdo y, en honor a la verdad, nadie estaba desesperado por tomar el liderazgo, pero sobre todo, porque el país marchaba tan normal como siempre, ha sido el rey de Bélgica el que ha nombrado un primer ministro, cuyo nombre no interesa porque da lo mismo, ya que nadie notará la diferencia. Muchos estarán comenzando a sacar sus conclusiones, pero antes que nada hay que meditar y no confundir “país sin Gobierno” con un “país ingobernable”. A los bolivianos se nos prometió convertir a Bolivia en la nueva Suiza, algo muy parecido a Bélgica y donde seguramente hubiera ocurrido lo mismo. Pero lo más probable es que hagamos el camino inverso, hacia otra nación ubicada en el continente africano, donde tampoco hay gobierno. La diferencia es que mientras la realidad belga siguió su marcha en apego a las normas y la disciplina ciudadana, en Somalia es el crimen el que ha impuesto sus condiciones.