sábado, 10 de diciembre de 2011

El entierro del Estado

Todos los días surge un nuevo sector social con ideas “revolucionarias” destinado a enterrar definitivamente lo que un día fue el Estado boliviano. Total, si el ejemplo a seguir es el gran líder que llegó a presidente gracias a un producto ilegal que luego convirtió en sagrado con artículo en la Constitución y todo. Los transportistas que acarrean ripio y arena del río Piraí han pedido que se eliminen definitivamente las trancas en la doble vía a La Guardia. Los cobradores del peaje hacen su trabajo de manera muy informal, casi a hurtadillas, como si fueran rateros que están haciendo algo ilegal. En Roboré, algunas organizaciones han anunciado el bloqueo de la carretera hacia Puerto Suárez, exigiendo dos cositas muy especiales. Primero, cerrar los ojos al contrabando por la época navideña, es decir, dejar pasar la mercadería con arancel cero y finalmente elaborar una enmienda a la ley de nacionalización de los autos chutos, para que se pueda hacer rebajas y ofrecer cómodas cuotas mensuales para el pago de los impuestos. Por el momento, ninguno de los dos sectores sociales ha solicitado participar en la Cumbre Social como lo han hecho otros movimientos.