jueves, 5 de julio de 2012

La defensa de Santa Cruz

Han sorprendido las declaraciones del presidente del  Comité Cívico, Herland Vaca Díez, quien asegura que “Santa Cruz no tiene ganas de defenderse”. Lo dijo a raíz de las tibias movilizaciones que han surgido ante los rumores del posible derrocamiento del gobernador Rubén Costas, quien está a punto de enfrentar una posible denuncia formal en su contra por malversación de fondos, que lo pondría al borde de la destitución. Pese a que el presidente Morales se ha pronunciado a favor del cambio de Costas, Vaca Díez dice que no se trata del Gobierno, sino de la desidia de los cruceños. “Sería injusto decir que recibí algún llamado del Gobierno para incomodarme; he tenido más problemas con los cruceños”, dijo el dirigente cívico, quien se mostró defraudado por esta reacción. Este comentario y muchos otros en relación a la posibilidad de salir o no a las calles a defender al gobernador, han copado en estos días las redes sociales. Algunos creen que no es que Santa Cruz no quiera defenderse, sino que ya no quiere defender a los que se han negado a defender a Santa Cruz. Esto que parece un trabalenguas terminó en la conclusión de que es mejor elegir al mal menor, algo que para muchos es la resignación del que tiene que elegir entre un chicote y un látigo.