martes, 3 de julio de 2012

Vuelve el PRI a México

Algunos emenerristas están contentos con el retorno al poder en México del Partido Revolucionario Institucional (PRI) luego de doce años de haberse interrumpido un monopolio político de más de 70 años. Los movimientistas aseguran que el PRI es el equivalente al MNR en Bolivia, un partido al que muchos consideran muerto, después de haber dominado el espectro político por más de medio siglo. En México, la hegemonía del PRI, definida por muchos como la “dictadura perfecta”, sufrió un duro traspié en el año 2000 con la asunción del expresidente Vicente Fox. Sin embargo, la presencia del PRI jamás quedó tan reducida como la del MNR en Bolivia, pues varios estados permanecieron bajo el dominio priísta, al igual que una buena parte de las legislaturas nacional y regionales. En Bolivia, las migajas de poder que mantuvo el MNR le han alcanzado para dar el golpe de estado al gobernador del Beni, para dejar al borde la cornisa a Rubén Costas en Santa Cruz y para que un policía emenerrista hasta los huesos y que transó con el MAS, sea el que mantiene bajo vigilancia el Concejo Municipal cruceño, donde no permite ingresar a los concejales llamados disidentes. Al margen de todo, lo de México es una noticia que viene a confirmar que el péndulo político definitivamente se ha inclinado, para desgracia de los populismos del continente.