martes, 3 de enero de 2012

La historia, según Evo

Nuestros actuales gobernantes creen que Bolivia ha sufrido los peores traumas de la humanidad y pretenden que el mundo borre todo lo anterior y considere solo la parte de la historia que comienza a partir del dichoso “proceso de cambio”. Si todos procedieran de la misma forma, los alemanes de hoy, por ejemplo, no tendrían por qué reconocer todo lo que hizo Hitler y los rusos que reniegan del comunismo en estos días, no deberían tomar como propias todas las fechorías de Stalin. Ambos fueron producto de la historia de sus propios países y actuaron a nombre de sus estados, por lo tanto, sus pueblos han tenido que “tragarse” todas las consecuencias. A finales de los años 70 el Estado boliviano asumió un compromiso con la lucha antidrogas al firmar la Convención de Viena sobre Estupefacientes. Ahora, Evo Morales dice que eso no vale y quiere que el mundo acepte solo a la Bolivia que él está ¿construyendo?. Es posible que tengamos que esperar un año para saber si la ONU vuelve a incorporar al país a la mencionada convención. De lo contrario tendremos que “tragarnos” el hecho de quedar como un Estado forajido y todas las consecuencias que ello implique. Nos lo tragaremos, nos guste o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada