domingo, 15 de enero de 2012

La mujeres de Evo

Las mujeres se han vuelto clave en el Gobierno de Evo Morales. El otro día se deshizo en elogio hacia el sindicato de mujeres campesinas Bartolina Sisa, al que calificó como el mejor movimiento social, por su inmensa lealtad al proceso de cambio, del que han desertado muchas otras organizaciones que hoy se han vuelto críticas militantes del régimen. Lo mismo debe esperar de las damas que han asumido cargos importantes en el Órgano Judicial y precisamente una mujer es la que preside nada menos que la máxima instancia, el Tribunal Constitucional. La semana pasada el jefazo decidió seguir en la misma línea y mandó a posesionar a dos parlamentarias como titulares de ambas cámaras. Gabriela Montaño presidirá el Senado y Rebeca Delgado, la Cámara de Diputados. No hay duda que la fidelidad es un rasgo muy pronunciado en las mujeres, pero en las empresas por ejemplo, buscan mucho a las damas porque también suelen ser muy meticulosas y escrupulosas en extremo. Son más temerosas que los hombres a la hora de hacer trampa, algo que para el presidente no constituye una barrera. Veremos en los próximos meses hacia qué valores se inclinan las mujeres de Evo.