domingo, 26 de agosto de 2012

Apuestas por una visa

A principios de este mes, un congresista norteamericano propuso una resolución para negarle el visado para viajar a Estados Unidos a altos funcionarios del Gobierno boliviano en represalia por la retardación de justicia de la que es víctima un ciudadano estadounidense detenido en Palmasola, La idea surgió justo cuando el nombre del exministro Sacha Llorentty comenzaba a sonar como candidato a embajador de Bolivia en la ONU, cuya sede se encuentra en Nueva York. Como es sabido, Llorentty ha sido confirmado en el cargo diplomático, pero también ha comenzado a florecer el interrogante sobre su visa. En este caso, el agravante no viene solo por el lado de la represalia aludida arriba, sino también por los antecedentes del exministro, en cuya gestión se produjo la detención del general René Sanabria, funcionario bajo su cargo, sorprendido con un fuerte cargamento de cocaína que lo mandó a una cárcel de Miami. En este sentido, ya circulan las apuestas y todo indica que habrá nomás visa, aunque hay algunos que creen que Estados Unidos podría otorgarle a Llorentty un permiso restringido que le permitiría solamente cumplir sus funciones en la sede de la ONU, sin posibilidades siquiera de visitar las calles de Manhattan o la Estatua de la Libertad. Eso suena muy surrealista, como lo es el nombramiento de un hombre ligado a la salvaje represión de los indígenas.