domingo, 12 de agosto de 2012

Defensa de la democracia

Justo cuando se preparaba la gran concentración por la defensa del voto y la democracia, celebrada el viernes en el estadio “Tahuichi Aguilera, en el Concejo Municipal de Santa Cruz se instalaba el bochorno, mejor dicho, una escandalosa sesión en la que se consumó un golpe contra la democracia del que nadie dijo una sola palabra al día siguiente. La reunión del Concejo se realizó en medio de peleas mercaderiles, puñetazos, jalones de cabellos y por un momento hubo hasta doce concejales sentados alrededor de la mesa, algo insólito en esta democracia tan defendida por todos. En el estadio, miles de personas se han manifestado en contra de las intenciones del régimen centralista de defenestrar a una autoridad elegida por el voto popular, pero esa misma multitud y sobre todo, quienes hacen la convocatoria y ponen los micros para el traslado, no dicen nada de lo que ha estado ocurriendo en el Municipio, donde se ha consumado un hecho similar al que se pretende evitar en la Gobernación. Habría que ser un poco más coherentes en la defensa de la democracia y la autonomía en Santa Cruz. Esta inconsistencia y falta de apego a los principios ha permitido que la pelea de los cruceños termine en la defensa de un nombre, de una persona. Y en honor a la verdad, cada vez hay más personas en esta región que no se sabe de qué lado están.