lunes, 3 de diciembre de 2012

La agenda con Brasil

Hace mucho que Brasil le aclaró a Bolivia que el tema del narcotráfico se ha colocado en el puesto número uno de la agenda bilateral, por encima del contrato de compraventa de gas, que dicho sea de paso se vuelve cada vez menos imprescindible para los brasileños. Al menos así lo dicen ellos (veremos el 2019). Ahora que se habla del ingreso de Bolivia al Mercosur, la Embajada de Brasil en La Paz le ha refrescado la memoria a sus pares nacionales sobre la agenda pendiente que existe entre ambos países y que podría dificultar la integración. Es lamentable que casi todos los asuntos tengan que ver con el crimen organizado, una carta de identidad que ha tomado el Estado Plurinacional que alguna vez quiso ser indigenista, ecologista y revolucionario. En efecto, el ministro de la Embajada de Brasil, Eduardo Pases Saboia, dijo que el ingreso de Bolivia al Mercosur es importante, pero antes hay que enfrentar graves problemas como las tomas de tierras, el robo de vehículos y la seguridad jurídica para las inversiones. “Esos problemas hay que enfrentarlos, tiene que haber un sinceramiento y no ponerlos debajo de la alfombra”, dijo el diplomático, haciéndole saber el Gobierno boliviano que lo de ingresar al Mercosur parece ser una simple treta de “sana sana”. “Tenemos que llevarnos bien”, indicó Pases Saboia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada