martes, 17 de mayo de 2011

¿Cuál rebelión?


Casi el mismo día que se anunciaba el renacimiento de una rebelión en Santa Cruz, porque el Estado Plurinacional Hipercentralista (EPH) acentúa sus tentáculos colonialistas sobre la región, en la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) surge la idea de negociar con el Gobierno de Evo Morales para reformar los estatutos autonómicos departamentales con el objetivo de incorporar la nueva etnia inventada “yuracaré-mojeña”, definida recientemente como el fruto de un matrimonio interétnico, una suerte de “entrevero” masivo que normalmente suele tener otro nombre, no muy elegante, por cierto. La idea ha sido propuesta por el presidente de la ALD, Alcides Villagómez, quien tiene orden de reclusión en la cárcel de Palmasola, por negarse a aceptar la patraña plurinacional, con la que pretenden obviamente, no sólo desestabilizar al gobierno departamental, sino también, destruir la democracia y romper el tejido social de Santa Cruz. De aceptarse la negociación, mañana mismo aparecerán los “quechua-guarayos”, los “chiquitano-aymara” y muchos otros matrimonios de conveniencia en esta suerte de orgía autoritaria que impulsa el MAS.  Si algunos sectores cruceños quieren prestarse a ese juego, nadie se mostrará sorprendido, no será la primera vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada