domingo, 15 de mayo de 2011

Cuestión de aterrizar


La ONU le ha pedido a Evo Morales que deje la farsa y que se dedique a trabajar por la protección de la tierra. Supuestamente el presidente Morales es el defensor número uno de la Pachamama, pero en su propio país y bajo su administración, se destruyen anualmente más de 300 mil hectáreas de bosques. "Hay que aterrizar", ha sido el mensaje de la representante de las Naciones Unidas en Bolivia, Yorico Yasukawa, luego de presentar el estudio "Tras las huellas del Cambio Climático en Bolivia", que muestra el escaso apoyo del régimen boliviano a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono. Evo Morales suele achacar al capitalismo de la destrucción del planeta y él supuestamente conduce un sistema socialista. Durante su Gobierno se han expandido muy poco las tierras para la ganadería, la agricultura extensivas. La producción de alimentos ha disminuido y lo mismo ha ocurrido con la industria forestal. El único cultivo que ha crecido en los últimos años ha sido el de la coca y cada día se denuncian numerosas invasiones a parques y reservas naturales, tomadas por militantes del MAS para chaquear y dedicarse al cultivo de la hoja sagrada.