viernes, 15 de junio de 2012

Al estilo James Bond

Nos dijeron que se venía el cambio. Nos convencieron de que ellos eran la reserva moral de Bolivia. Nos hicieron creer que el “Ama Sua, Ama Llulla, Ama Quella” iba a revolucionar el país y que la corrupción sería erradicada de cuajo y que los ladrones serían eliminados del Gobierno. Elaboraron cientos de leyes, inventaron nuevos delitos, aumentaron los castigos, pusieron patas para arriba el sistema jurídico con el objetivo de castigar a los de hoy, a los de antes y a los posibles corruptos. Metieron al Ejército en el asunto. Para ellos, la historia de Bolivia se estaba comenzando a escribir. Todos honestos, todos limpios, todos sin mancha, a diferencia de todos los de antes, metidos en la misma bolsa espuria y corroída. Solo Dios sabe lo que está pasando en el Estado Plurinacional, donde las licitaciones han sido eliminadas casi por completo. Todos los días se conoce un sobreprecio, algunos tan abultados, que sus salpicaduras llegan hasta lo más alto del poder. Cómo será el asunto, que la confianza parece haber desaparecido entre ellos mismos. Cómo será de grave que la Aduana está obligando a todos sus funcionarios a grabar con un bolígrafo todo lo que hacen y dicen y evitar así el contrabando. Será como “El Gran Hermano” de la corrupción, al estilo James Bond.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada