lunes, 11 de junio de 2012

La quinua y sus ventajas

La quinua se ha convertido en el nuevo centro de la discordia para muchas comunidades del altiplano que se pelean por los campos de cultivo. En Potosí y Oruro se ha producido derramamiento de sangre en torno a la quinua y todo se origina por el tremendo auge de los precios de este cereal andino. De acuerdo al Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), los valores de la quinua han aumentado en un 160 por ciento en el mercado internacional en los últimos seis años, lo que ha permitido un incremento de los cultivos en casi un 40 por ciento en el territorio nacional. Los productores de quinua están felices, no solo por los precios tan favorables, sino porque nadie los obliga a vender su producción dentro del país, pese a que Bolivia tiene uno de los índices de desnutrición más altos de América Latina. Apenas el 18 por ciento de la quinua que se produce en el país se comercializa internamente, el resto sale vía exportación legal y también de contrabando, para satisfacer la creciente demanda de países desarrollados como en Estados Unidos, Canadá, Francia y Holanda, receptores del 80 por ciento de la quinua boliviana. Tan felices están los “quinueros” que han nombrado a Evo Morales como su embajador.