lunes, 25 de junio de 2012

La primera vez

Por primera vez en más de seis años y después de numerosas denuncias por supuesto intento de desestabilización, alguien habla concretamente de “bajar” al Gobierno de Evo Morales. Lo han hecho los representantes de los policías que mantenían este domingo su tercer día de amotinamiento. “Como lo hemos subido, así lo vamos a bajar’ al presidente Evo, dijo con furia un suboficial boliviano, vestido de civil y con el rostro cubierto”, dice una información de la agencia francesa AFP tomada por medios internacionales. “Estamos muy indignados, subraya el policía, sin identificarse porque teme que la cúpula de la institución pueda tomar represalias en su contra”, señala el reporte. Autoridades nacionales no han dudado en sospechar que detrás de la protesta policial puede haber un intento de golpe de Estado, pero a diferencia de lo que hicieron en Porvenir (2008), en el hotel Las Américas (2009) y con los indígenas del Tipnis en Chaparina (2011) nadie ha movido un dedo para tratar de sofocar lapresunta conspiración. No solo se ha instalado el diálogo para la búsqueda de una solución al problema, sino que el Primer Mandatario anunció por adelantado, que atenderá las demandas de los uniformados, promesa que no consiguió, sin embargo, levantar el motín de manera inmediata, como se pensaba.