miércoles, 13 de junio de 2012

Por un puñado de dólares

Medina denunció que los indígenas reciben plata por marchar.
No presentó pruebas y se tuvo que tragar sus palabras.


Los indígenas que marchan en defensa del Tipnis están molestos con el diputado oficialista Jorge Medina, quien denunció que los marchistas reciben 150 bolivianos diarios para participar en la caminata que comenzó a finales de abril en Trinidad y que tiene previsto llegar a La Paz este 26 de junio, para exigirle al Gobierno que desista de la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, cuyo costo será la destrucción de una de las reservas naturales más importantes del país, con el objetivo de facilitarle tierras de cultivo a los cocaleros del Chapare. El Gobierno ha contribuido a despertar sospechas sobre los indígenas, no solo por la gigantesca campaña de desprestigio que mantiene desde hace meses en contra de los dirigentes de las tierras bajas, sino por los vanos intentos de soborno a través de regalitos, con los que trató de evitar el inicio de la marcha. Uno de los saldos más nefastos de este “proceso de cambio” es la situación de “sospechosos” en la que hemos caído todos los habitantes del país y el convencimiento de que ya nadie tiene dignidad en Bolivia. “El ladrón cree que todos son de su condición”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada